Tercer Mundo


El 23 de mayo nos podremos dar el lujo de volver la revancha de la final del 2005 por la UEFA Champions League entre el Liverpool inglés y el Milan italiano. En aquella oportunidad, el Milan de Crespo empezó arrasando con diferencia de 3, lo que parecía una goleada con sabor a humillación. Sin embargo en el complemento, la levantada inglesa liderada por Gerrard, forzó la definición a la serie por penales donde salió vencedor el cuadro británico.
Se trata de los dos equipos con mayor tradición copera en sus respectivos países, y de los mayores exponentes en el mundo. Y por supuesto que tienen con qué sostener este buen presente. El rossonero tiene una formación integrada por grandísimos jugadores de vasta experiencia, con un Kaká cuya espectacularidad ha sido determinante para acceder al partido definitivo. En cambio, los reds de Liverpool, juegan un fútbol más compacto, clásico inglés, con mucha velocidad e inteligencia.
Esta vez la cita final tendrá lugar en el Estadio Olímpico de Atenas, Grecia. Y como siempre será a un solo partido en un escenario confirmado antes de comenzada la competición, eliminando todo tipo de favoritismos.
Otra cosa que me parece interesante en cuanto a la organización es el calendario que ponen en práctica. Tal vez puede que en ocasiones se dilate demasiado pero igual es mucho más respetuoso que el que se utiliza en Sudamérica para la Copa Libertadores. En el caso de la Champions, entre el martes y miércoles de esta semana han sido definidos los finalistas, es decir el 1° y el 2 de mayo. Así que los equipos tienen poco más de veinte días para prepararse para la gran final.
Totalmente distinta es la realidad del máximo certamen sudamericano. Esta semana comenzaron las fases de eliminación directa. Y desde entonces, todas las semanas en forma consecutiva se jugarán los partidos hasta la consagración final.
También a diferencia de lo que sucede en el viejo mundo, el campeón será el que resulte de un enfrentamiento de ida y vuelta en condición de local y visitante, según el azar.
Por último, en estos días -si, durante la disputa del torneo- la Confederación Sudamericana ha decidido que en caso de convertirse como finalista un conjunto mexicano, aún cuando le corresponda ser local en el partido revancha, deberá revertirse la situación y disputarse el partido de ida en México, quedando la revancha en terreno sudamericano.
Esto se debe a que los equipos mexicanos al no formar parte de la CSF, ocupan plazas de invitados y como tales sabrán disculpar las molestias ocasionadas. Eso sí, los millones de televidentes que aporta la participación de los mismos son de muchísima utilidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: