El negocio del amor

Parece que el romance entre Ramón Diaz y el Presidente azulgrana Rafael Savino ya sufrió su primer cortocircuito. Tras el exitoso campeonato obtenido en su debut como DT del club de Bajo Flores, el equipo se encuentra en mitad de tabla sin encontrar un rendimiento parejo, lo que se suma a las actuaciones desfavorables del árbitro de turno.
El riojano que aún goza del aura que lo protege de las críticas y cuestionamientos del hincha y del periodismo, aprovechó para arrojar la primera piedra y pasar la pelota de las responsabilidades. En declaraciones a la prensa se dió lugar para comentar que la renovación de su contrato (pretende ganar el doble) aún no ha sido firmada. Cuándo le preguntaron los motivos con su habitual picardía respondió: “Pregúntenle a Savino…”, y agregó que con la venta de Lavezzi al Nápoli de Italia, había una promesa de saldar las deudas correspondientes premios por la obtención del campeonato y sueldos al plantel.
De parte del Presidente, la justificación por la todavía no renovación del contrato del entrenador, alude a que “él solo no se atreve a firmarlo”, remarcando que se trata de una cifra muy considerable y debería ser aprobada -con toda lógica- por decisión de la Comisión del club.
Se sabe que Ramón Díaz siempre ha querido volver a River, y con la posibilidad latente, juega como pez en el agua coqueteando a todos los frentes. Son las leyes del mercado las que le permiten ser una puta que sabe muy bien lo que quiere.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: