Los colores en la piel

Las más poderosas empresas internacionales no tienen límites para imponer sus caprichos comerciales. La situación que tan indignos nos hacía sentir a los sudamericanos con el arribo de las marcas deportivas de mayor renombre en el mundo, hace un tiempo también les roban la dignidad y la identidad a los hinchas de los clubes más fuertes de Europa.

Bajo el oneroso argumento de generar más y mejores ventas y en provecho de la pasión ciega de los hinchas, los clubes se ven obligados, por contrato, a aceptar la renovación de diseños de sus uniformes en forma anual (o semestral). Es la marca de origen americano y conocida por el logo de la pipa, la que hoy en día posee la mayor participación el mercado mundial.

Aquella famosa camiseta de Boca con la franja blanca, la de River con predominio negro o la gris y negra de Estudiantes entre otras, tienen su correlato en el viejo continente. Aunque es cierto que por lo general las extravagancias de la confección textil se ven en la ropa de uso alternativo, los colores que se suelen utilizar no se los encuentra ni siquiera en el escudo de la institución.

En la actual temporada del Calcio italiano en el cuadro de la Vechia Signora, la Juventus, su oficial camiseta de cebra de colores blanco y negro a franjas verticales, es alternada con el color azul y los vivos amarillos. Mientras que el Inter de Milán, conocido bajo el apodo de rossonero, las veces que le corresponde cambiar lo hace por una versión blanca con una cruz roja.

El caso más llamativo es el Barcelona. Orgullo catalán, cuya camiseta ha estado libre de anuncios publicitarios en más de cien años de historia, en defensa del ser culé, y sin embargo las camisetas suplentes poseen colores tan llamativos como ajenos a los símbolos del club. La hasta poco versión de color limón, es ahora reemplazada por un naranja furioso, o una celeste como tercera opción.

“Yo quiero al club, quiero la camiseta, los dirigentes sólo quieren robar…”, dice la famosa canción del tablón. Tanto como esto siga empeorando ni siquiera los cantitos de la tribuna podrán rescatar los valores que el hincha más atesora.

[rockyou id=89370564&w=426&h=319]

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: