Batacazo

prodeb.jpg

Hasta hace unos años atrás, calculo que unos 15 o más, el juego de azar por excelencia en la Argentina se llamaba PRODE (pronósticos deportivos). Se trataba de un juego tan simple como la quiniela deportiva, en la que el jugador o apostador, arriesgaba sus pálpitos sobre los resultados que arrojarían los partidos de fútbol del fin de semana.

El jugador deseoso de ser tocado por la varita mágica de la fortuna, semana tras semana hacía sus apuestas en más de una boleta. Y para cada una de ella aplicaba diferentes metodologías, entre las que recuerdo tres clásicas: la lógica, la fija y la de azar.

La lógica suponía tildar como ganador al equipo que mejor llegaba posicionado en el campeonato, aunque claro que luego habría que considerar otros factores como la localía, la rivalidad entre ambos, los ausentes por lesiones o expulsiones. Pero en términos generales, podemos resumir que la boleta se completaba a partir del sentido común.

La fija era llamada a la boleta que respetaba en todas las jugadas el mismo dibujo. Para esto, nada tenía que ver considerar cuáles equipos correspondían al partido número tal, dado que las cruces eran inamovibles. Lo normal en estos casos, era mantener el dibujo por un tiempo determinado (por eso se llama fija), hasta que la paciencia se agotase.

Por último, la de azar, era tan simple como un sorteo casero. En el caso de mi viejo, recuerdo que en el escritorio de su local comercial de revestimientos, guardaba en un cajón un buen número de papelitos con las letras L, E y V (por local, empate y visitante) y otros con los números del 1 al 13 para también colocar las dos dobles chances.

prode.jpgEn realidad empecé a contar todo esto, porque cuando había un partido cuyo resultado era imposible de preveer (salvo que la apuesta fuera hecha por el método “fija” o “de azar”), se solía decir que “rompió el PRODE”.

El partido del miércoles entre Inglaterra – Croacia, en Londres, donde el empate clasificaba al local a la Eurocopa y la derrota lo eliminaba, fue sin dudas el resultado menos esperado y que más me impactó en el año. Era EL partido en el que debí haber arriesgado unos manguitos en BWin.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: