El Ramón que yo quiero

Este es otro Ramón. Bastante más equilibrado y menos expuesto que el otro. Pero metido en la misma picadora de carne que es el fútbol argentino. Habla a los medios sin el eterno cassette y se destaca por conducir un plantel que juega en equipo en pos del espectáculo pero sin subestimar la realidad de tener que conseguir resultados, porque en el fondo esto es un negocio.

El otro Ramón, en cambio. Sobretodas las cosas, sabe que esto es un negocio. Pícaro, para algunos; divertido, para otros; afortunado, para otros tantos. Su estilo tiene mucho que ver con la filosofía de la “pizza con champán” de los años 90, rindiendo culto a la ostentación y a los buenos resultados, aún cuando los medios carezcan de admiración.

Ambos son los dos técnicos campeones de las últimas ediciones de Torneos Clausura y Apertura, y eso por supuesto, amplía el foco de atención sobre cada uno de ellos. En consecuencia, ninguno de los dos desea ser deglutido por máquina de picar, entonces es que necesitan redoblar sus esfuerzos si pretenden mantenerse con vida en esta jungla. Y cada uno apuesta por estrategias muy claras que los pintan de cuerpo entero.

El Ramón más popular supone que para alcanzar más gloria, se debe contar con más y mejores armas. A partir de ello, presionó a la dirigencia del club para conseguir la contratación de grandes nombres del fútbol local como argumento para tamaña empresa. Sumó refuerzos en cantidad y en calidad que lo alzaron como máximo candidato para afontar el torneo local y la Copa Libertadores en el año de su centenario. El Ramón más modesto parece concebir la búsqueda de sus objetivos con mayor trabajo y dedicación. Trasladando confianza al grupo de sus dirigidos sin renunciar a las exigencias ni a los compromisos.

No es necesario aclarar a cuál de los dos Ramones le deseo mayor suerte. Porque también la suerte acaba siendo un factor necesario en la vida, y no siempre elige al que hace bien las cosas como aliados. Sólo espero que este Ramón, sepa mantenerse arriba del barco aunque no llegue a destino, y no huya Cholo solo como rata por tirante.

[rockyou id=103557301&w=500&h=250]

Etiquetas: , ,

2 comentarios to “El Ramón que yo quiero”

  1. GPS FROM SPAIN Says:

    esperemos que ese barco llegue a buen puerto, y si no es asi que en el camino hagan disfrutar a la aficion con corage, esfuerzo e ilusion porque hasta yo que no entiendo mucho de futbol se apreciar cuando un equipo lucha y se los deja en el campo y es ahi cuando disfrutas del partido…saludos y enhorabuena por tu blog!

  2. negro Says:

    Bienvenido ramon, ATLETICO NACIONAL de medellín PASION Y GLORIA DEL PUEBLO COLOMBIANO!! aguante a la mejor inchada del pais, somos la mitad mas muchos de colombia..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: