Cortesía de la casa

El año pasado, Luciano Leguizamón, camino a los vestuarios al finalizar el primer tiempo del clásico platense, cambió su camiseta de Gimnasia y Esgrima por la de Estudiantes de Juan Sebastián Verón. El gesto indignó tanto a los hinchas y dirigentes “triperos” que al finalizar el año 2007, a pesar de obligar al jugador a pedir disculpas públicas y separarlo del plantel profesional, Leguizamón debió buscarse otro equipo.

Tal vez se trate de uno de los comportamientos más nobles de los deportistas. La imagen que llega al público espectador, luego de 90 minutos donde cada uno de aquellos se esfuerza al máximo para ganar pero al final del juego, con caballerosidad deportiva, saluda a su oponente y además acuerda intercambiar camisetas, es un claro signo de reconocimiento de los valores del juego. Es por esto que la reprobación de los dirigentes de Gimnasia, días más tarde, un tanto más fríos que los hinchas en plena tribuna, es indigna.

La novedad es que desde el comienzo del presente Torneo Clausura 2008, los árbitros del fútbol argentino, deben sancionar con una amonestación (tarjeta amarilla) a aquellos jugadores que intercambien sus camisetas al término de los partidos. No he podido encontrar en qué reglamento aparece esta innovación normativa, pero donde sea que se encuentre formalizada no deja de ser una gran estupidez.

Hace unos domingos atrás, en “Futbol de Primera”, Juan Pablo Varsky dijo que ya no será necesario, para el jugador que precise la tarjeta amarilla (por si buscar asegurarse llegar a un partido más importante), excederse en protestas o infracciones hasta conseguir la sanción del árbitro. Sino que tan sólo deberá esperar al final del partido y buscar a un oponente dispuesto a lo mismo.

Eso sí, la fantochada de alinearse para las cámaras y saludarse uno a uno antes del encuentro es una idea brillante de la AFA!

figozizou.jpg

Etiquetas: ,

2 comentarios to “Cortesía de la casa”

  1. GPS FROM SPAIN Says:

    es una pena que gestos de fair play como este se sancionen con tarjeta, incomprensible, estamos en el mundo al revés?Creo que no solo deberian prohibirse sino fomentarse e intentar no incrementar las crispaciones, es un deporte no? de ahi viene la palabra deportividad no?

  2. Tácito Says:

    No PUEDO CREER LO QUE ESTOY LEYENDO!!
    Son unos estúpidos, sin vueltas.
    Abrazos de gol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: