Cuervos y gallinas: primer round

En el Nuevo Gasómetro, San Lorenzo y River jugaron un partido de copa. No sólo jugaron un partido por la Copa Libertadores, sino que lo hicieron con mucha entrega, pasión y algo de pierna fuerte. Estuvo a la altura de las expectativas. Un partido apretado, que a pesar de terminar con el local vencedor en el último minuto, deja la definición abierta para la revancha.

Hasta ahora, la imagen de Ramón Díaz llega en alza. Su repunte en el torneo vernáculo, sumado a esta ventaja parcial en octavos de final, le otorga todo el crédito a favor que ilusiona a los hinchas azulgranas. Las victorias sobre Boca y River en cuatro días lo muestra hasta aquí, como el gran ganador en esta seguidilla de partidos en la que están inmersos juntos a xeneizes y millonarios.

River Plate, por su parte, sabe que en el estadio Monumental podrá revertir la situación. Esa era a priori su ventaja, antes de saber el resultado del partido de ida en Bajo Flores. Sin embargo, el partido del fin domingo con su superclásico rival, Boca Juniors, en la Bombonera, tal vez afecte en parte al desgaste mental del equipo del Cholo  Simeone.

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: