Un partido (no)más

Mañana el fútbol argentino se viste de fiesta. Boca y River vuelven a enfrentarse y el país entero estará pendiente de lo que sólo unas 40 mil personas podrán presenciar como testigos directos, en la propia Bombonera. Se trata del clásico más trascendente de la Argentina, y tal vez uno de los más atractivos del mundo.

La simple razón de ver en un mismo terreno de juego, las camisetas rojas y blancas y las azules y amarillas, es suficiente para generar un clima único. Todo los demás, como datos estadísticos, localía, posiciones en la tabla, partidos de Copa Libertadores, son condimentos que acumulan mucha ansiedad y tensión en los hinchas de una y otra parcialidad.

Ayer Juan Román Riquelme, uno de los máximos referentes del equipo xeneize, dijo al respecto: “El domingo va a ser un partido complicado, que para la gente significa mucho, pero vamos a ser realistas: es un partido de 90 minutos, donde juegan 11 contra 11 y no hay que darle tanta vuelta a lo mental ni a nada. Se va a jugar fútbol y nada más.”.

A partir de las 15.10 de la Argentina, muchos comenzaremos a vibrar por una nueva versión del superclásico.

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: