¿Misión cumplida?

La selección española de fútbol ha conseguido su derecho para disputar una final de Eurocopa luego de 24 años. Será entonces la tercera vez en su historia en que tendrá la oportunidad de consagrarse como el campeón europeo. En caso de conseguirlo será la repetición del éxito obtenido en la edición 1964, disputada en suelo propio. La otra final, que acabó en derrota, fue en 1984 en Francia donde les bleu ganaron 2-0.

Desde entonces los diferentes equipos nacionales que representaron a La Furia no supieron pasar siquiera de cuartos de final en las sucesivas presentanciones. En Alemania 1988, fue tercero en el grupo, lo mismo que en Portugal 2004. Para Suecia 1992, quedó afuera en las eliminatorias previas. En Inglaterra 1996, fue eliminado por penales ante el anfitrión, en la etapa de cuarto, igual instancia que en Bélgica y Países Bajos en 2000, donde el verdugo fue Francia luego del 2-1 en los 90 minutos.

Como siempre, en los meses previos al inicio de la Euro 2008, los fanáticos hinchas españoles se ilusionaban con los nombres de los elegidos por Luis Aragonés. Sin embargo, los frustrantes antecedentes de las experiencias internacionales son las huellas en las que se basa “el enemigo” para subestimar las esperanzadas expectativas de cara a Suiza y Austria. Algo así como lo que de hecho sucedió con Portugal que también arribó con su chapa de candidato.

En los hechos concretos, el desempeño del seleccionado español se ha situado por encima de lo esperado. Ha demostrado imponer un juego colectivo atractivo e inteligente, con pases seguros, la pelota por el suelo y utilizando el recurso del contraataque en velocidad cuando las circunstancias lo permitieron. Incluso en el partido más difícil, quizás por el nombre mismo del rival, Italia, y a pesar de definir en tanda desde los 12 pasos, demostró en los 120 minutos de juego ser superior y merecedor del pase.

También el nivel de sus jugadores ha sido en general muy alto. Por momentos David Silva, Marcos Senna, Sergio Ramos, David Villa, Andrés Iniesta o Cesc Fábregas supieron jugar en grandísimo rendimiento. Puyol y Casillas también respondieron cuando se los necesitó. Tal vez quien no ha llegado a demostrar lo que vale sea el Niño Torres. Aún le queda un partido, que será el último del torneo.

Etiquetas:

Una respuesta to “¿Misión cumplida?”

  1. GPS FROM SPAIN Says:

    El “niño” lo demostró en el momento justo, premonitorio tu prst, saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: