Un virrey para Sudáfrica

Ahora que la selección Argentina se encuentra sin entrenador, todos hemos expuesto, en una semana, nuestras teorías de quién debería ser el próximo técnico. A partir de la particular manera que tenemos para mirar este maravilloso juego, parece que cada uno, de los casi 40 millones de argentinos, ha descubiero al hombre que tiene las condiciones necesarias para hacer jugar al equipo de la mejor manera. Y que en caso de que Don Julio acepte a “él candidato”, éste nos convertirá en campeones del mundo en Sudáfrica 2010.

Si Carlos Bianchi estuviera de acuerdo en ser el sucesor de Basile, como dicen los medios por estos días que pasará, será la decisión más lógica y acertada de parte de la Asociación de Fútbol Argentino. Se trata de quién más merece semejante distinción entre todos los candidatos posibles. Sólo Marcelo Bielsa y Gerardo Martino deberían ser sumados a la terna si no fuera porque cada uno tiene sus respectivos compromisos con las selecciones de Chile y Paraguay.

A la dificultad que significa no contar con un grupo diario para trabajar, la ausencia de actividad por los últimos dos años tal vez sea el punto más desfavorable que Bianchi debería demostrar que puede resolver. A su favor, es reconocido por su capacidad para planear los partidos, en especial los más trascendentales. Cuenta con una impresionante efectividad de finales internacionales ganadas (8 de 11), entre las que venció al San Pablo (1994) y Palmeiras (2000) en el Morumbí paulista, por la Copa Libertadores, y al Milan (1994 y 2003) y Real Madrid (2000) en Tokio, por la Copa Intercontinental. En caso que se concrete y sabiendo que Bianchi utiliza un delantero de área, ¿quién será el 9 de Argentina?

Ramón Díaz es otro de los técnicos, en actividad, que cuenta con un destacado palmarés y perfíl ganador. Sin embargo, no ha conseguido convencer con su estilo de liderazgo. Es verdad que en su época dorada en River, superó de manera aceptable (en el rubro liderazgo) su primera experiencia al frente de un plantel de estrellas y/o tipos de trayectoria como Francéscoli, Astrada, Hernán Díaz, Burgos, Celso Ayala, Ortega, Marcelo Salas. En San Lorenzo, en cambio, sus intentos por incluir a sus hijos, en el equipo que acababa de ser campeón, encontraron fuerte resistencia en el resto de los dirigidos.

La postulación de Simeone me causa tanto rechazo como lo fue, en su momento, la de Ruggeri. Aún con dos torneos alcanzados, sobre cinco disputados, resultaría prematura su designación. A pesar que sus equipos han solido ocupar las primeras posiciones (excepto cuando estuvo en Racing) hoy la tabla de posiciones lo muestra, junto a River, en la última colocación del Apertura y podría interpretarse que no está pasando por su mejor momento como para hacerse cargo de los entrenamientos en el predio de Ezeiza.

Para técnicos jóvenes que prometen, prefiero mirar a Diego Cagna.

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: