Posts Tagged ‘Fútbol Argentino’

El cuarteto cordobés

diciembre 27, 2007

Esta semana terminé de leer “El Interior” de Martín Caparrós. Me pareció un trabajo muy interesante, donde el autor emprende un viaje por el interior de la Argentina con la idea de encontrar respuestas a la identidad del argentino. Misión que no acaba por resolver, dada las dificultades que se presentan al advertir las claras diferencias entre los porteños, rosarinos, correntinos, jujeños o catamarqueños, y a la vez las de cada uno de los coprovincianos entre sí mismos.

El punto es que hacia el final del viaje es Córdoba el último destino, y al pasar por la capital de La Docta hace mención al retraso sufrido por la ciudad a manos de Rosario. Ambas han disputado a lo largo de la historia la segunda posición en lo que sería “el ranking de las ciudades argentinas”, donde por lo general la ciudad mediterránea se mantuvo por encima de todas, a excepción de Buenos Aires. Sin embargo, en los últimos años tras la crisis vivida por la industria automotriz en Córdoba en los 90, y a causa del fuerte crecimiento del campo, en especial de la industria agropecuaria en Rosario, la relación se ha invertido.

Como casi todas las cosas, mi pensamiento trasladó esta situación al fútbol, y en este terreno también se advierte un llamativo deterioro de los clubes cordobeses. Aunque es cierto que los rosarinos no pasan hoy en día por su mejor momento, y que a lo largo de la historia han tenido un lugar casi privilegiado en la Primera División (me refiero a Newell’s y Rosario), desde la llegada del nuevo milenio también Tiro Federal (de Rosario) tuvo un paso por la máxima categoria, y hasta Atlético Rafaela (que no es rosarino, pero el crecimiento económico del campo le permitió codearse entre los 20). También en los últimos años han logrado ingresar a jugar en la Primera A equipos de la región cuyana (Godoy Cruz de Mendoza, San Martín de San Juan). Por último, Olimpo de Bahía Blanca y Gimnasia de Jujuy, sin demasiada historia, son casos de equipos que suelen disputar con cierta continuidad el torneo más importante del ámbito local.

En cuanto a los clubes cordobeses, su presencia en el fútbol grande ha desaparecido por completo. Acostumbrado en mi infancia a ver en la tabla de posiciones a Talleres, Belgrano, Instituto y el propio Racing, hoy sólo los veo competir en las categorias de ascenso (sin ser grandes animadores), e incluso en el Torneo Argentino. En la categoría “B Nacional” es Belgrano quien mejor ha quedado al término de la primera ronda, en la quinta colocación y a ocho puntos del líder. Talleres, en cambio, finalizó en la ubicación 15 a doce unidades, e Instituto, penúltimo a diecisiete del primero, ocupando el Matador y la Gloria, las posiciones antepenúltimo y último respectivamente en la tabla del descenso. El Racing cordobés por su parte disputa el Torneo Argentino A donde ocupa la segunda posición de la zona B.

[rockyou id=96688362&w=426&h=319]

Hoy puede ser un “GRANA” día

noviembre 28, 2007

El torneo que hasta hace 2 o 3 fechas atrás pareció que iba a ser de Independiente primero, y luego de Boca, hoy es casi en su totalidad ilusión del Club Atlético Lanús. Con una dirigencia y un cuerpo técnico que con moderación y equilibrio apostaron a un trabajo serio y sin presiones. Tan sólo 3 jugadores de la formación titular son piezas de importación. El resto se completa con materia prima elaborada en la casa propia.

Preparados para recibirse de campeones, esta tarde-noche los hinchas granates coparán su estadio. Un triunfo les asegurará el primer puesto a una fecha de finalización. Si a ese resultado lo acompaña un empate entre Tigre – Boca, o una victoria del visitante, Lanús será por primera vez en su historia campeón del fútbol argentino.

Hace 12 años que un equipo “virgen” de vueltas olímpicas en torneos locales no se encuentra tan cerca de ingresar en la galería de campeones. En aquella oportunidad el club que estuvo a un paso de cruzar el umbral fue Gimnasia y Esgrima de La Plata. Hoy, el Lobo platense, es justamente su rival y quien por cuestiones deportivas, claro, intentará coartar el sueño más maravilloso del club del sur bonaerense.

lanus.jpg

Tú no has ganado nada

noviembre 14, 2007

La recta final del torneo apertura tiene de protagonistas a 3 equipos que llegan con altas aspiraciones para llevarse el premio mayor. Durante la mayor parte, el campeonato tuvo un comportamiento raro, entonces sería posible que no fuera Lanús, Boca o Tigre el victorioso e inminente campeón argentino. Pero el golpe anímico recibido por Independiente parece ser no recuperable a esta altura del año.

La luz de 3 puntos de ventaja de Lanús serán determinantes siempre que no sufran alteración negativa luego de su visita por La Bombonera. La última excursión por la Boca tuvo como resultado un triunfo visitante que signficó para el local, haber desaprovechado el segundo de los triples championship point que necesitaba para quedarse con el tri campeonato, y que días más tarde se esfumaría a manos de Estudiantes de La Plata.

En aquel partido, el equipo granate ya tenía la base de la actual formación que presenta en la actualidad. Bajo la conducción de Ramón Cabrero, y los liderazgos (debido a la experiencia) de Chiquito Bossio y Rodolfo Graieb, los muchachos del sur sumaban minutos de vuelo en medio de un proceso de formación. A 13 puntos de distancia de la punta, el buen juego de Lanús le permitía hace poco menos de un año terminar con 31 unidades en la sexta colocación.

Seis meses más, al finalizar el clausura 2007, repetía la misma posición en la tabla, pero en esta ocasión sumaba 3 puntos menos y eran 17 los que lo alejaban del tope de arriba. También repetía el esquema de juego, su columna vertebral (salvo algunos pocos emigrados) y su DT. La campaña lejos de ser mala, no era lo suficiente como para soñar en grande y pelearles de igual a igual a los grandes candidatos.

Pero de la mano de la coherencia de Cabrero (y también de los dirigentes), el tiempo del Grana se adelantó y enhorabuena! Se trata de la propuesta que hace unos años viene desarrollando Velez Sarfield. La que le permite ganar campeonatos, participar de Copas Libertadores, sentir que no depende de las buenas adquisiciones de jugadores sino del buen trabajo de base.

Sería una gran noticia para el fútbol argentino que el año finalice con “éste” Lanús campeón. Sería un buen premio al trabajo de las divisiones inferiores, a la seriedad, a la astucia y por supuesto al buen juego. Sería una buena oportunidad para que aprendan los necios y copien los buenos ejemplos. También para acotar las excusas de quienes llegan para hacer sus negocios.

Y aunque deba discrepar con José Luis Félix Chilavert, pase lo que pase, no me quedo con eso de que la historia sólo recuerda a los que ganan.

Son amores

noviembre 5, 2007

Habrá quién esté de acuerdo y quién no, pero lo cierto es que la gran mayoría coincide que el gol es la expresión máxima del fútbol. Casi de igual a igual le hace sombra un caño (creo) y en alguna que otra ocasión tal vez una asistencia de gol o una atajada impensable. Aunque ante el argumento del grito alocado y el abrazo tribunero, el gol es el condimento supremo del juego del balonpié.

Figurar en la tabla de goleadores, no es un dato menor para ningún futbolista que se familiarice con la red. Y en cualquier competición del mundo en la que participe quedará en la historia en caso de que alcance el primer lugar. Así sea el torneo de índole nacional, continental, intercontinental o mundial. A nivel clubes o selecciones nacionales.

Repasando un poco la historia del fútbol argentino profesional, me encontré con los goleadores de todos los tiempos. Y pude comprobar que es tal la fama de estos muchachos que ninguno de los más destacados resultó desconocido. En tal sentido, los artilleros que más veces han repetido el premio son los que tantas veces pudimos escuchar de boca de nuestros abuelos o padres, no sin un dejo de nostalgia.

Diego Armando Maradona es, sin haber sido un goleador de raza, el que terminó al tope de la tabla de gritos en más temporadas: cinco (y consecutivas!). Luego, entre los seres humanos, cuatro veces fueron las que José Sanfilippo con la camiseta de San Lorenzo y Luis Artime con las de River (2 veces) e Independiente (las 2 restantes) se anotaron en la historia. Arsenio Erico, Carlos Bianchi, Carlos Morete y Enzo Francescoli le siguen con 3 campeonatos.

A nivel clubes, la suma de veces que los goleadores se destacaron como máximos artilleros vistiendo determinada camiseta, River Plate es dueño absoluto en la categoría. Sus 22 conquistas, son seguidas por San Lorenzo (16), Velez Sarsfield (12), Boca Juniors (10), Independiente (9), Argentinos Juniors y Rosario Central (8) y Racing Club y Estudiantes (7).

Otro dato impresionante es la capacidad que evidencia los números de Arsenio Erico. De los cinco torneos en que mayor cantidad de tantos alcanzó el goleador del mismo, el de Independiente figura primero en tres. En el año 1937, con 47 goles sobre 34 partidos jugados; en 1938, con 43 sobre 32; y en 1939 con 40 de 34. Los dos restantes son Bernabé Ferreyra en 1932 con 43 goles en 35 partidos, y Carlos Bianchi en 1971, con 36 goles sobre igual cantidad de juegos.

Un poco más acá en el tiempo, también encontré un dato que me resultó considerable. De los últimos 20 torneos (de 18 partidos cada uno, sumando aperturas y clausuras), son 6 los goleadores surgidos de Estudiantes de La Plata. Y sólo dos de ellos lo lograron con la camiseta Pincha:Martín Palermo con Boca Juniors (Apertura 98 y Clausura 07), José Luis Calderón con Independiente (Clausura 99), Bernardo Romeo con San Lorenzo (Clausura 01), Ernesto Farías con Estudiantes (Apertura 2003) y Mariano Pavone con Estudiantes (Clausura 2005).

[rockyou id=89873891&w=426&h=319]

Clásicos argentinos

noviembre 2, 2007

Este fin de semana se dará en el futbol argentino una particularidad interesante. En la misma fecha coincidirán 6 enfrentamientos de los que ingresan en la categoría de clásicos. Tres de ellos son de máxima rivalidad, por el barrio o la ciudad compartida, y los tres restantes, por historia antigua o moderna. En el primer grupo están San Lorenzo – Huracán, Estudiantes – Gimnasia y Belgrano – Talleres. En el segundo, Racing – Boca, River – Independiente y Velez – Argentinos Juniors.

El clásico de barrio entre cuervos y quemeros es toda una atracción. En especial porque la última vez que se vieron las caras en una cancha fue hace más de 4 años. Fué en junio de 2003 y ganó el club de Boedo por 4 a 0. El duelo platense, en cambio, todavía tiene presente el recuerdo del 7 a 0 pincha. Sin embargo, al llegar los planteles en condiciones similares las apuestas están repartidas. Por la ciudad de la docta, el pirata y el matador también reeditarán una nueva edición en la B Nacional, tras el descenso de Belgrano.

Haciendo un poco de memoria, me vinieron los recuerdos de aquellas tardes aburridas de verano en mi niñez, en las que solía repasar las viejas revistas de El Gráfico. Una de las secciones en que ponía más atención era el resumen de la jornada, y en ella, en particular los datos de recaudación, goleadores y figuras de cada partido. En esta ocasión me acordé que supo haber en el fútbol argentino, por la vieja competición del Torneo Nacional, la coincidencia no azarosa de simultaneidad de clásicos en la misma jornada. O en lo posible, de enfrentamientos entre equipos cercanos por localidad geográfica.

Este llamado de atención me llevó con curiosidad a buscar en la red de redes datos, archivos y estadísticas, y logré encontrar la fecha que buscaba. En efecto, fue por el Torneo Nacional y los enfrentamientos fueron de local, el día 07/03/1982 por la fecha número 5 de la 1ra rueda, y de visitante, el 25/04/1982 por la fecha número 13 de la 2da rueda. Los resultados fueron los siguientes:

Primera Rueda:

River Plate 1 – Boca Juniors 5; Unión (Santa Fé) 3 – Renato Cesarini 0; San Lorenzo (Mar del Plata) 2 – Deportivo Roca (Río Negro) 1; Atlético Concepción (Tucumán) 0 – San Martín (Tucumán) 1; Independiente 1 – Racing Club 1; Guaraní Antonio Franco (Misiones) 4 – Estudiantes (Sgo del Estero) 1; Platense 1 – Argentinos Jrs. 0; Racing (Cba) 1 – Unión San Vicenta (Cba) 1; Sarmiento (Junín) 4 – Mariano Moreno (Junín) 1; Newell’s Old Boys 2 – Rosario Central 1; Quilmes 1 – Estudiantes (LP) 1; Talleres (Cba) 1 – Instituto (Cba) 1; Gimnasia y Esgrima (Mendoza) 2 – Independiente Rivadavia (Mendoza) 2; Huracán 0 – Chicago 0; Velez Sarfield 0 – Ferro C. O. 4

Segunda Rueda:

Boca Juniors 0 – River Plate 0; Renato Cesarini 0 – Unión (Santa Fé) 0; Deportivo Roca (Río Negro) 3 – San Lorenzo (Mar del Plata) 2; San Martín (Tucumán) 1 – Atlético Concepción (Tucumán) 0; Racing Club 1 – Independiente 2; Estudiantes (Sgo del Estero) 0 – Guaraní Antonio Franco (Misiones) 1; Argentinos Jrs. 1 – Platense 1; Unión San Vicenta (Cba) 0 – Racing (Cba) 3; Mariano Moreno (Junín) 1 – Sarmiento (Junín) 4; Rosario Central 2 – Newell’s Old Boys 1; Estudiantes (LP) 2 – Quilmes 0; Instituto (Cba) 0 – Talleres (Cba) 1; Independiente Rivadavia (Mendoza) 2 – Gimnasia y Esgrima (Mendoza) 0; Huracán 1 – Chicago 0; Ferro C. O. 2 – Velez Sarfield 1

[rockyou id=89481473&w=500&h=250]

El fantasma del descenso

octubre 26, 2007

Desde el año 1983, ya en tiempos de la gestión infame en la Asociación del Fútbol Argentino, el reglamento del fútbol profesional contempla el sistema de promedios del descenso. La caída a la segunda categoría de San Lorenzo de Almagro en 1981, equipo que conforma el quinteto grande del fútbol nacional, fue motivo suficiente para la creación de la norma.

La regla determina que aquellos 2 clubes que hayan reunido, en promedio, la menor cantidad de puntos tomando en consideración como máximo las últimas 3 temporadas completas (es decir, entre aperturas y clausuras, 114 partidos), descenderán al Nacional B en forma directa.

Desde entonces son los clubes más débiles en términos económicos quiénes por lo general deben enfrentarse al descenso año tras año. Para el caso de los equipos más fuertes, que con habitualidad pelean por los primeros puestos, una mala campaña que lo coloque incluso en la última ubicación, no debería comprometerlo con la pérdida de categoría.

Al inicio del presente torneo, por ejemplo, Boca Juniors se encontraba en una situación tal de privilegio que hubiera podido darse el lujo de no sumar puntos en todo el campeonato, y aún así no correría riesgos de descender, ni tampoco de jugar los partidos por la promoción.El modelo, también utilizado por Colombia y Bolivia en Sudamérica y que intenta ser disfrazado de justo y equitativo, tiene como verdadero argumento defender los intereses del negocio que el fútbol significa.

Ofrece a los equipos grandes la posibilidad de redimirse de alguna mala campaña y obliga a los equipos chicos a la búsqueda de puntos “como fuera”. De tal manera, es lógico que una de las consecuencias deportivas sea la mediocridad del espectáculo en pos de un resultado satisfactorio. Algo así como “el fin justifica los medios”.

En el plano de las analogías las situaciones serían más o menos así. Para un equipo recién ascendido, mantener la categoría es similar a lo que le sucede a quien solicita un préstamo en el banco, comprometiéndose a cancelar sus obligaciones con sangre, sudor y lágrimas incluso sabiendo de antemano que se trata de cuotas con cargos de intereses usureros.

Para el caso de los equipos más fuertes, que es donde se pretende hacer justicia, podría interpretarse como buscar rescatar de una mala gestión bajo el argumento de sus buenos (o al menos no tan malos) antecedentes. Sin la intención de irme a un extremo, acaso uno que durante toda su vida respeta las señales del semáforo, y un día por el motivo que fuera cruza en rojo, no debe pagar como corresponde la infracción cometida?

fantasma.gif